CASA PALACIO, CONOCIDA COMO CUARTEL DE LA GUARDIA CIVIL.

 

   La casa palacio que nos ocupa en este apartado pertenece a la Arquitectura Civil. Se debe aclarar que el nombre de “Casa Cuartel de la Guardia Civil”, como se le denomina actualmente, es debido a que han sido los últimos inquilinos en habitarla los miembros del citado cuerpo.

 

   Se encuentra en la calle principal del pueblo, denominada en la actualidad Juan Carlos I.

 

   De este edificio sólo se puede aportar y apreciar artísticamente lo que se refiere a la fachada, ya que en el interior de la misma ha ido modificándose a través de los años, como más adelante se demuestra.

 

   Técnicamente sigue conservando ciertos valores arquitectónicos en su interior, siendo muy importante el proyecto que para tal fin han realizado los arquitectos Don José Antonio Candelera Mora y Don Juan Antonio Fernández Naranjo, para los actuales propietarios.

 

   En este proyecto se refleja parte de la historia y las modificaciones que se han realizado, a través del tiempo.

 

   El edificio podemos fecharlo a finales del siglo XVIII, como nos indica una fecha grabada en la torna punta de la cubierta de la pajareta, sobre las cuadras, (año de 1787), año que podría ser el de su terminación. También nos puede servir para su datación la similitud de su traza con las de esta época de la cercana ciudad de Écija, de hecho su portada es similar a otra existente en la calle Zayas de aquella localidad. Además, por estos años se está construyendo por alarifes ecijanos la Iglesia de San Pedro Apóstol (1779-1801), que bien podrían haber trabajado en algunas casa del pueblo y entre ellas la que nos ocupa.

 

   De todas formas estas obras podrían haber sido una reforma o una ampliación de un núcleo primitivo como parece indicar un hueco que ha aparecido, debido al deterioro del enfoscado por el abandono en que se encuentra, justo en el entroque de dos muros, en el ángulo S-O del patio, al entrar a la izquierda; este hueco presenta la mocheta con una gruesa capa de cal, aunque macizado ahora, debió estar muchos lustros abierto.

 

   La casa perteneció durante un largo periodo de tiempo a una familia del pueblo, según relata el patrón de 1849, donde se refleja sus propietarios.

 

   Su traza responde al tipo de planta con patio central que estructura todo el espacio rodeado de crujías, este esquema sólo lo rompe un cuerpo extraño en el ángulo N-O del patio, que se puede independizar del resto de las demás, presentando unas bóvedas que creemos responden a una doble función de dar frescor a las despensas de la planta baja, próximas a la cocina-hogar, y resistencias a los graneros de la planta alta. Ya en la parte trasera se sitúan con una entrada independiente las cuadras y su pajareta superior. También parece que había otras dependencias hoy ocupadas por las casas traseras que han ido ocupando estos terrenos.

 

   En la planta alta la galería cumple la función del patio en la baja, distribuyendo a todas las dependencias que en su mayoría eran dormitorios, dándole un cierto carácter especial al conjunto, volada sobre bien labrados canes de madera y cubierta con una ligera estructura también de madera, parece como adosada a los muros que constituye el cerramiento, con una calidad etérea. Hay que tener en cuenta que es aquí donde a los lados de un pozo central, se situaban los dos togados romanos, que hoy están en la casa que la familia tiene en la calle Guzmán el Bueno de Sevilla y que fueron encontradas en las proximidades del pueblo, lo que constituiría como un frente a la calle, del patio (….). La estructura protante es de muros de carga y forjados de ladrillos por tabla, bien sobre escuadría o bien sobre rollizos, como es el caso de las cubiertas que con unas tijeras con nudillos, son a dos aguas y tienen el tejado sobre tablero de ladrillo por tabla.

 

   Por el abandono que ha sufrido, debido al tiempo que ha estado vacía y por haber estado ubicada últimamente en ella la Casa Cuartel de la Guardia Civil, se ha deteriorado notablemente y ha experimentado cambios en su estructura original.

 

   Por último, decir que en la actualidad tiene incoado expediente de declaración de Monumento de Interés Cultural, por una resolución del 17 de diciembre de 1984 publicada en el BOJA del 25 de enero de 1985.

 

Raimundo Calvo Ruibérriz De Torres.

 

Volver